Para obtener la licencia ambiental de un proyecto de infraestructura vial, es necesario llevar a cabo una serie de actividades ambientales y sociales en el área de influencia donde se desarrollará el proyecto. Estas se relacionan principalmente con la identificación de las condiciones actuales de los componentes ambientales, (agua, aire, suelo, plantas, animales, etc.) y de la calidad de vida de la población asentada en el área de influencia, incluyendo a las comunidades étnicas; en este último caso, el objetivo es caracterizar la actividad económica, formas de vida, tendencias de desarrollo, aspectos político-administrativos, entre otras. Adicionalmente, se establece que el proyecto requerirá del uso y aprovechamiento de los recursos naturales. A partir de esta información, se determinan los impactos que genera el proyecto sobre cada elemento analizado y se proponen medidas que permitan prevenir, corregir, mitigar o compensar los impactos ambientales establecidos, los cuales se relacionan con el manejo del paisaje, recurso hídrico (agua), plantas, animales y por su puesto a las comunidades. Toda esta información hace parte del Estudio de Impacto Ambiental EIA, que se entrega a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales-ANLA, entidad competente que, analiza, evalúa y define su viabilidad, y establece medidas técnicas para la protección y el uso sostenible de los recursos naturales en cumplimiento de las normas ambientales vigentes.

Facebook

*/?>

Twitter

YouTube